sábado, 2 de agosto de 2014

Día 17


Domingo 10 de Noviembre.

*/*/*Por la mañana*/**/* En serio ¿Ya amaneció?
Madame está molesta con0migo. Por si fuera poco la cabeza me estalla, la luz me fastidia y me tuve que prestar un par de gafas oscuras de Ian. Madame nos tiene de pie en medio de la sala a Chase, Ian y a mí. Parecemos un trío de reclutas, ella se pasea frente a nosotros mirándonos severamente. Hago mi mayor esfuerzo por mejorar mi postura ante ella.
—Algunos de ustedes me han decepcionado bastante anoche.  Ian, ¿en qué estabas pensando al dejar que los gemelos Miller entrarán cervezas a la fiesta?
— No lo sé, Madame. —responde él en tono militar.
Madame cierra los ojos y menea la cabeza de lado a lado decepcionada.
—Meg, ¿Por qué aceptaste beber?.  Aún no tienes la edad necesaria para ello. ¡Me has decepcionado por completo!  Afortunadamente el resto de mis invitados no te vieron en ese estado.
—En realidad madre, la culpa es de los Miller, ellos estaban muy empeñados en hacer que Meg bebiera. Ya sabes cómo es de boba, ella sólo cedió— Intercedió Chase por mí.

No sabía si alegrarme por la ayuda o molestarme por el comentario.
—De todos modos Chase, ella no debió ceder a la presión. Sabía que no debía invitar a ese par de jovencitos.
Madame se la pensó bien por un rato, tuve que disculparme y logré recibir un castigo. Tendré que limpiar junto a Dorothy e Ian todo el desorden del lugar. Sí que tendremos trabajo.
Madame se retiró de la casa y un poco más relajados los tres empezamos con la labor.
Chase pasó por mi lado.
—Gracias por ayudarme con tu madre.
—¿Gracias? Sólo dije la verdad.
Su voz estaba seca, tensa, cargada de enojo.
—¿Está todo bien?
—No preguntes y ponte a limpiar — me lanzó un retazo de franela húmeda en la cabeza.
El golpe fue de lo más leve pero en mi estado lo sentí como una pedrada.

/*/*/*/*/*/*Un poco más tarde*/*/*/*/
Ian y Dorothy se ofrecieron a limpiar por mí, decidí que sólo por esta vez abusaría de su bondad. Me retiré a recostarme un rato en el sofá de la sala, podía descansar un poco más envuelta en la suave cobija que Ian dejó en el lugar.
Cuando tenía ya los ojos cerrados alguien tiró del otro extremo de la cobija haciéndome rodar, caí duramente al suelo. Abrí los ojos luego del impacto. Chase.
—¡Qué rayos te pasa!— grité mientras me frotaba las partes más adoloridas.
—¡A limpiar! fue lo que dijo mi madre— se retiró sin siquiera preguntar si me había lastimado.
¿En serio que le sucede?

 /*/*/*/*Al fin hemos terminado de limpiar, son las 04.00 pm /*/*/*
El almuerzo sólo fueron un par de emparedados con jugo. No hubo tiempo de cocinar y fue lo más rápido que Ian pudo improvisar.  Afortunadamente Chase no se quejó pero yo seguía preocupada por el semblante tan serio que trae desde esta mañana.  
Al fin podría retirarme a mi habitación a descansar un poco.



Cuando todo se veía perfecto y mi cama me invitaba a lanzarme un clavado en ella mi pesadilla empezó. Chase de la nada, en la habitación de al lado (la suya) Colocó música pesada a todo volumen. Mi primera reacción fue taparme los oídos con las manos ante el estrepitoso sonido, la segunda fue ir a reclamarle.
—¡Qué crees que haces! —  grité por encima del sonido ensordecedor de los parlantes.
—Me divierto un poco en mi casa— enfatizó demasiado esas dos palabras “mi casa” De inmediato me recordó que yo no pertenecía y nunca pertenecería aquí.
La desesperación, la impotencia, la tristeza hicieron que mis ojos se llenaran de lágrimas de inmediato frente a Chase. Él al verme en ese estado apagó de golpe la música y se acercó a mí.
—¡No!— grité rechazando con las manos sus brazos que se acercaban para envolverme. — Ya sé que no es este mi lugar. Pensé que dejarías de ser tan molesto conmigo pero no pierdes oportunidad para arruinarlo todo y recordarme que no soy igual a ti. ¡Estoy cansada de ti Chase Marshall! —
Empecé a caminar dando zancadas con dirección a mi habitación. Chase intentó detenerme pero afortunadamente cerré la puerta en sus narices.
En este momento sólo quiero llorar. La fantasía en la que estaba viviendo se ha cristalizado de golpe, Chase tiene razón. No puedo ni quejarme, esta es su casa y yo sólo soy una colada en su vida que no interesa ni importa a nadie.
Chase llamaba impacientemente a mi puerta. Le grité que se largara y luego de un par de insistencias más se rindió.
Me tumbé en la cama a llorar. No conseguí dormir, sólo pude llorar y llorar. Recordé una vez más todo. Parecía un sueño hasta que la realidad me abofeteó con fuerza. En momentos como este desearía subir al jet privado de madame y volar de regreso a casa, a mi pequeño hogar, a mi lugar.

/*/*/*/*/*Por la noche/*/*/*
Madame volvió y la cena fue muy incómoda. Se la pasó mirándome fijamente. No podía usar los lentes de Ian así que mis ojos rojos e hinchados eran evidentes para cualquiera.
Chase estaba cabizbajo y no se irguió para verme en ningún momento. Comí lo que pude y me retiré a mi habitación.
Al subir por las escaleras oí unos pasos muy cerca, me volví en su dirección. Chase, miraba hacia otra parte pero era claro que quería hablar conmigo.
—Chase no quiero hablarte.
—Lo sé.
—Entonces no me sigas.
Me hizo caso y se quedó quieto ahí.  Tal vez la cólera, la fuerza en mis palabras sirvió para detenerlo.
Me encerré en mi habitación desde donde escribo estas líneas. Hoy me siento más incómoda que nunca y muy triste.
Una idea loca ha cruzado mi cabeza.  Debo dejar la mansión. Ya fue demasiado, me lastima la actitud de Chase, ¿Por qué? No lo sé, pero si va a seguir portándose así conmigo no quiero quedarme para ver lo que sigue.
Tengo unas pequeñas dudas pero creo que es lo mejor para todos.
Lo pensaré mejor mañana temprano.



10 comentarios:

  1. Hola :) he visto que te pones un poco triste porque no te comentan mucho así que pensé hacer algo al respecto por lo que me comprometo desde este capitulo comentarte siempre :) eso adiós ;)
    Pd: La historia es fabulosa me encanta Felicitaciones 😜

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Que bueno que alguién lea estos post. Me levantas el ánimo, espero ver tus comentarios a seguido :) gracias por el apoyo.

      Eliminar
  2. Muy buen cap! Lo estaba esperando. Chase idiota, que no se da cuenta lo hiriente que es el que te restrieguen en la cara la triste realidad cuando intentas ignorarla para seguir adelante?
    Cuento con que Meg recupere sus ánimos y no haga alguna estupidez de la cual se arrepienta luego...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti te reconozco al toque Bea eres tu! Si esperemos que Meg se tomé con calma las cosas y lo piense dos veces ;)

      Eliminar
  3. Exelente capitulo ojala meg nose marche de la mansion y chase reaccione x fin y confiese todo lo que siente por ella =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pronto, pronto, sorpresas *******no más spoilers por hoy!!

      Eliminar
  4. Tienes un premio en mi blog! ^^
    http://sweet-love-shoujo.blogspot.com/2014/08/blog-anime-premio.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Onee-chan ahora mismo paso a recogerlo.

      Eliminar
  5. Espero que se quede en la mansión ^^ y Chase se comporte mejor...

    ResponderEliminar

Deja un comentario sobre este post :)