sábado, 9 de agosto de 2014

Día 18


Lunes 11 de Noviembre.

*/*/*Por la mañana/*/*/*
He pensado bien las cosas luego del desayuno y tengo un plan en mente. Quiero irme de este lugar como sea, no soportaré un minuto más, de todas formas no hay nada que me ate aquí. Quedaré como una completa ingrata con madame pero espero lo entienda.
Encontré una de mis pequeñas maletas con las que llegué a la mansión olvidada dentro del closet. Coloqué dentro de ella sólo las ropas de mi pertenencia, (nada de lo que Madame o Chase  me compraron) mis cosas personales y él único recuerdo bonito de la mansión: El peluche de Mr. Toffe.  
Me iría de la mansión, buscaría un empleo rápidamente y trataría de juntar el dinero suficiente para un boleto que me lleve de regreso a mi ciudad.
Escribí una nota, la dejé sobre mi cama:


“Lo siento, no logro encajar aquí y no quiero incomodar más a nadie. No pertenezco a este lugar. No se preocupen por mí. Estaré bien, volveré a casa.
Gracias por todo.
Meg”


Momento de empacar mi diario, te cuento como van las cosas después.



/*/*/*/*/*Por la tarde/*/*/*/*
La situación ha dado un giro de 360°. No soy buena con los números pero estoy segura que eso es mucho. Explico por qué a continuación.
Salí de la mansión con la mayor cautela posible y nadie logró verme. Caminé tranquilamente por la callecita que Chase siempre usaba para llevarme de vuelta a casa. Quería despedirme del bosque al que me llevó, recordaré ese lugar por siempre. Llegué y estaba bastante cansada por la caminata, pensar que me faltaba mucho más para llegar a la ciudad me ponía ansiosa. Decidí descansar un poco, me senté sobre una gran roca cercana al camino.
¿Qué era lo que empezaba a sentir en mi interior? El rostro de Chase vino a mi mente y mi corazón se inundó con una oleada de nostalgia. Pensar que nunca más estaría cerca de ese idiota, en las buenas, en las malas.  ¡No Meg! ¡No puedes sentir esas cosas ahora! ¡No por él!
Cuando mi corazón se debatía entre sentir pena o simplemente ignorar mis sentimientos, un Porsche negro muy conocido se acercaba a toda velocidad, se estacionó justo a mi altura. De él bajó Chase, se quitó las gafas oscuras y caminó hacia mí.
—¿Qué pasa ahora?— pregunté molesta.
—Encontré tu nota. No puedes irte de la mansión, Meg.
—Claro que puedo ¡Mírame, lo estoy haciendo!
Me tomó por los brazos forzándome a verlo a los ojos. 
 —Mira Meg, lo siento ¿Si? No debí portarme así contigo, me excedí. La verdad es que me molestó demasiado que te dejaras llevar con los Miller. ¿Y si ellos querían hacerte daño? ¿Si querían aprovecharse de ti?
—Ellos parecen buenas personas, no todos en este mundo son como tú. ¿De todos modos por qué te molestas tanto? Sólo deja que me vaya ahora y acabaran todos tus problemas.
—¿Por qué?— alzó la voz notoriamente. — Porque me importas Meg, ya lo dije antes. ¿Acaso sigues pensando que era un juego?
—A veces me cuesta saber cuándo hablas en serio.
Chase soltó mis brazos, tomó mi mano derecha y la enlazó con sus delgados dedos.
—No quiero perderte Meg, no ahora que acabo de darme cuenta.
—¿Cuenta de qué? — pregunté nerviosa.
—Meg, Te amo.
Se produjo un silencio total en el lugar, ni el silbido del viento, ni el cantar de las aves, nada.
—¿Estás de broma verdad?—intenté huir de su agarre, pero me tomó con más fuerza.
—Te estoy confesando mis sentimientos de nuevo, ¿Te parece que bromearía con eso?
Bajé la mirada incapaz de responder algo.
La distancia entre nosotros desapareció y pronto estábamos muy juntos el uno al otro. Llevó la mano libre a mi rostro y lo acarició suavemente. La caricia me hizo temblar y luego una agradable sensación se apoderó de mí.
—Ya sé que te gustan las cosas claras así que voy a decirlo. Sí, estaba muy celoso. El estúpido de Thomas Miller pasó casi toda la noche junto a ti y para colmo te embriagó. Estaba furioso y debes agradecer que en ese momento sólo se me ocurrió sacarte de ahí y no golpear a ese par de idiotas.
Bajé la vista sintiéndome culpable. Ahora todo tiene sentido. Chase estaba molesto por eso, ahora su actitud tiene una explicación razonable.
—Y por favor, no vuelvas a decir que no perteneces a este lugar. Tú ya eres parte importante de mi vida. No quiero perderte ahora que casi te tengo. Sólo necesito saber si tu sientes lo mismo por mí.
Sin pensarlo dos veces me lancé a sus brazos. Sí, voy a dejarme llevar por lo que me dice el corazón.  Chase me recibió con ternura y depositó un beso en mi cabellera.
—Voy a cuidarte por siempre Meg, no quiero volver a verte llorar. No soy perfecto pero puedo intentarlo por ti, por ver tu sonrisa cada vez.
¿De dónde saca tanto romanticismo?  Espera, no quiero saberlo ahora. Sólo quiero disfrutar el momento,  disfrutar de su calor, de su perfume, disfrutar de su presencia ahora y siempre.
En ese instante Chase tomó mi rostro con una mano, se acercó a mí y atrapó mis labios lentamente con los suyos. Respondí a su beso sin vacilar. Me besó como nunca nadie antes lo había hecho, con tanta ternura, con tanto amor que jamás en mi vida imaginé sería posible.
Mi corazón ha empezado a latir a mil por hora. 
No podía quitarme el rostro de Chase de la cabeza porque él me gusta, me encanta. Con todo lo idiota, lo torpe, impulsivo que puede llegar a ser, estoy enamorada de él por completo. Y qué mayor dicha que mis sentimientos sean correspondidos. No puedo negarlo, ahora tengo el mejor de los motivos para quedarme en esa casa, para siempre, a su lado.

/*/*/*/*Por la noche/*/*/*
Ian y Dorothy me recibieron con abrazos y expresiones de alegría. Al parecer todo mundo se había enterado de mi intento de fuga. Chase habló con ellos y les encargó algo en secreto. No quiso que yo me enterara. Bueno, por esta vez lo dejaré sorprenderme.
Terminé de desempacar las cosas más rápido de lo que imaginé y esperé la señal de Ian para bajar.
La cena estaba servida a la luz de velas. Chase me esperaba de pie frente a la mesa. Me recibió con un beso solemne en la mano. Se comportó caballerosamente, jaló la silla para mí y esperó a que tomara asiento. No dejaba de sonreír y podía sentir que yo estaba igual de embobada con toda la situación.
Cenamos bajo la tenue luz de las velas, el momento era perfecto y nada podía arruinarlo.
Chase y yo nos quedamos conversando, ninguno quería que el día acabara. Él no soltaba mi mano y sonreía cada vez que me escuchaba hablar.
Por fin nos dimos cuenta que era muy tarde y madame estaría a punto de volver en cualquier momento. Dimos fin a nuestra pequeña cena de celebración.
Nos despedimos con otro dulce beso antes de ir cada uno a su habitación a dormir.

/*/*/*/*Un poco después/*/*
Alguien llamó a mi puerta.  Era Dorothy, me sorprendió verla.
—Meg, estoy muy feliz por ustedes dos. No veía tan feliz al joven Chase desde hace mucho tiempo.
—¿En serio?
—Sí. Es más, creo que nunca lo vi sonreír con tanta sinceridad después de la muerte de su padre. Por favor cuida de él, sabes que es un buen muchacho.
—Claro que lo haré Dorothy, él… es muy importante para mí.
Al decirlo en voz alta me di cuenta del poder de aquellas palabras, en verdad lo sentía. Todo este tiempo estuve enamorada de Chase, estuve a punto de huir de la mansión porque su actitud conmigo cambió y estaba sintiéndome mal precisamente por dejarlo solo. Estaba enamorada de él hasta los huesos pero no quise darme cuenta hasta ahora. Me arrepiento del tiempo perdido pero estoy segura que ahora que estamos juntos ambos podremos recuperarlo.      



11 comentarios:

  1. Hola :) solo decir que al fin pasó lo que estuve (y estuvimos) esperando todo este tiempo...Chase al fin le dijo te amo!!! *_* solo espero que nada malo pase y que dure muuucho tiempo.
    Pd: soy la del cap anterior que prometió comentar siempre :) Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si!! Gracias por comentar! estás cumpliendo tu promesa *_*!!!!
      me emociono, se vienen más sorpresas ^^

      Eliminar
  2. Qué boniiitoooo!! Me está encantando la historia, y es verdad que todos estábamos esperando que Chase le dijera sus sentimientos a Meg.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ^^ Gracias!!! Me alegro que te esté gustando.
      Ahora veremos qué otras aventuras les esperan a ese par :)

      Eliminar
  3. El idiota lo logró!! Felicidades a Meg y su novio el gran cabeza hueca *-* que viva el amor y... Sí, los dramas que sin dudas llegarán a tratar de terminar la relación entre ambos.

    Seguro aparecerá alguna prometida de la que nadie se acordaba o un enamorado de la nueva favorita de la farándula. Que es esto? Oigo... Oh, sí señores, oigo venir un notición!

    Espero el siguiente cap *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja morí con lo de cabeza hueca, Beaa eres tu!
      En verdad se viene un notición y ... NO MAS SPOILERS POR AHORA xDDD

      Eliminar
  4. Tienes un premio en mi blog :3
    http://sweet-love-shoujo.blogspot.com.es/2014/08/premioooo.html

    ResponderEliminar
  5. Aww que lindo!! Por fi Chase se comporta bien ^^ resulto ser un tierno :3 veremos que sucede en los prox capitulos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chase tiene su lado lindo aunque no parezca ;) jaja

      Eliminar
  6. Ohoo!! Esta que quema esta historia, Chase y su lado romantico? Es el fin del universo!! Meg aceptando lo obvio, OMG!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja increible no? pero si tiene su corazoncito el chico.

      Eliminar

Deja un comentario sobre este post :)